Fisioterapia

Nuestros compañeros del servicio de fisioterapia (Viki, Pablo y María) proponen algunas actividades interesantes y divertidas para que podáis practicar en casa.

YOGA PARA NIÑOS.

Debido a esta alerta sanitaria hemos tenido que quedarnos en casa sin poder asistir a las escuelas, ni salir a la calle. Teniendo en cuenta que vuestros hijos tienen necesidades motrices además de las educativas, os proponemos una serie de recomendaciones y actividades para seguir trabajando con ellos en casa.

Estos son cuidados generales, en caso de que los niños reciban atención de fisioterapia, cada uno debe seguir las pautas individualizadas de su fisioterapeuta de referencia.

  1. AUTONOMÍA.

Tratad de seguir trabajando la autonomía del niño en las actividades de rutina diarias, como vestirse y desvestirse, poner y quitar las zapatillas, lavarse, ducharse, caminar por casa, subir y bajar escaleras o ir al baño, dándoles el tiempo que sea necesario y supervisarlos para que poco a poco puedan conseguir hacer las cosas solos, y ser más autónomos. También otras actividades como doblar la ropa, tender con pinzas, caminar con objetos en las manos, etc.

  1. HACER EJERCICIO.

Cualquier movimiento es bueno, pero en su caso, todavía más. Se puede utilizar cualquier objeto y/o mueble que tengáis en casa para crear un circuito o un espacio de juego donde puedan trabajar:

  1. Gateo: hacer carreras en posición de gato, pasando por un zig-zag, o por el circuito que se haya trazado.
  2. Marcha: Pueden trabajar diferentes modos de caminar: hacia adelante, hacia atrás, con los talones, con las puntas, caminar lateralmente, levantando las rodillas, cruzando las piernas. Está claro, dentro de sus posibilidades y de acuerdo con las indicaciones que os haya dado el fisioterapeuta en los niños que reciben atención específica en la escuela.
  3. Caminar superando obstáculos y en terreno inestable. Podéis crear un circuito donde tengan que superar obstáculos, y hacer diferente pruebas (agacharse, dar un salto…), subiendo y bajando escaleras, o para trabajo sensorial y propioceptivo, como pasar por un camino hecho con diferentes materiales (lentejas, arena, algodón, cojines, piedras, telas, etc), según lo que tengáis en casa.
  4. Jugar en posición de rodillas, de pie, no siempre sentados (cambios de postura durante el juego): podéis poner una almohada o una alfombra debajo de sus rodillas, para crear un poco de inestabilidad y al mismo tiempo hacer construcciones, Lego, collares, pintar, recortar o como propuesta sensorial, crear una caja cerrada con dos agujeros para meter sus manos y buscar objetos pequeños o juguetes y reconocer el objeto sin mirarlo, sólo por el tacto...
  5. Aprovechad los momentos después de la ducha para hacer un poco de masaje mientras le ponéis un poco de crema o loción corporal.
  6. Podéis aprovechar para disfrutar de un espacio de tiempo para relajaros, con música tranquila, o incluso hacer meditaciones en familia y con los niños.
  7. En cuanto a habilidades motoras finas, para reforzar, pensad en hacer tanto cosas de rutina diaria como en tareas que hacen habitualmente en la escuela como pintar, recortar, escribir y dibujar, u otras actividades que implican coger cosas pequeñas (garbanzos, lentejas, abrochar botones y desabrochar, jugar con lego) o más gruesas y con un poco de peso, como tazas con agua o arena para transferir de un recipiente a otro, jugar con plastilina, rasgar cartón, abrir y cerrar con llaves, abrir y cerrar cremalleras...
  8. Taller de Cocina: Participar en las actividades de la cocina, mezclar, amasar, pesar, cortar en trozos, etc...
  9. Baile: Durante el baile, con canciones que les gusten a los niños, podemos trabajar aspectos tan importantes como la coordinación, la propiocepción, la activación del metabolismo, el equilibrio, la respiración y la función muscular.

3. POSICIONAMIENTO.

Tan importante es lo que hacemos como la forma de hacerlo, durante estos días cuidad las posturas de vuestros hijos tanto en la silla para hacer los deberes, en su cochecito o en la silla de ruedas si utiliza, así como también en los momentos de descanso en el suelo o en el sofá y al comer. Debemos proteger especialmente la posición de las caderas y la columna vertebral.

En cuanto a vosotros, padres, madres, abuelos, maestros, también tenéis que cuidaros mucho. Si necesitas cuidar de los niños o de las personas que tenéis a vuestro cargo, lo primero que tenéis que hacer es estar bien vosotros.